0810 666 9104
info@gwc.com.ar

Los pozos excavados y los perforados a percusión suelen ser la fuente de agua en las casas de campo, domiciliarias, casas quintas o en los campamentos de verano.


La composición química del agua de pozo varía con la región, formación geológica y contaminación medioambiental, y puede ser beneficiosa, perjudicial o simplemente indeseable. Por ejemplo, cierta cantidad de flúor es deseable, mientras que el hierro es indeseable.

producción agropecuariaMuchas otras sustancias químicas, algunas de las cuales son potencialmente tóxicas, pueden contaminarla y se atribuye su presencia a la composición del terreno y a los vertidos de las explotaciones agrícolas o industriales. Las más frecuentes son las sustancias orgánicas, los plaguicidas y los fertilizantes. La presencia de nitratos es particularmente problemática para poblaciones vulnerables como bebes, embarazadas y adultos mayores.

 

CONTAMINANTES

Los microorganismos, incluidos bacterias, virus, hongos y parásitos, pueden contaminar el agua subterránea que abastece los pozos y su principal origen es la materia fecal de aguas residuales, procedente de seres humanos y animales. La forma más habitual de detectar contaminación por heces es el análisis del agua del pozo en busca de “bacilos coliformes”. Es importante tener en cuenta que la ausencia de estos coliformes es una buena evidencia pero no absoluta de la ausencia de contaminación fecal.

 

LÍMITES DE PRESENCIA PERMITIDOS

A partir del año 2006, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) fijó en 5.0% el límite legal para los coliformes totales. Esto significa que, para un suministro de agua público, los coliformes totales no deben estar presentes en más de 5.0% de las muestras de agua. La EPA también fijó en cero el objetivo máximo para contaminantes de coliformes. Además, algunos departamentos de salud estatal y local establecieron en cero los límites para los coliformes totales en pozos privados.

Se debe hacer una prueba para las bacterias cada año, generalmente en la primavera, o si se nota algún cambio en el agua. También debe hacer una prueba si:

  1. Algún habitante de la casa sufre episodios recurrentes de enfermedades gastrointestinales.
  2. Un niño o mujer embarazada vive en la casa.
  3. Hubiera ocurrido una inundación en el área o si el pozo hubiera sido inundado por un escurrimiento superficial.
  4. Usted compra una casa con un pozo y desea evaluar la calidad del agua potable.
  5. Quiere observar el rendimiento de los dispositivos de tratamiento de agua.
  6. Nuevo equipo haya sido instalado o se hubiera realizado mantenimiento al pozo, como la reparación de la bomba.

SOLUCIONES POSIBLES

La respuesta no es fácil. Para asegurarnos de tener agua potable, es necesario el esfuerzo conjunto de las personas, comunidades y gobiernos. Tengan en cuenta que, al hacerlo, no sólo reducen la incidencia de las enfermedades transmitidas por el agua, sino que pueden aumentar su calidad de vida. Para garantizar un suministro de agua salubre es necesario seguir ciertas reglas sencillas, entre las que se encuentran la necesidad de partir de las fuentes de mejor calidad y protegerlas, desinfectar el agua de forma continua, y que tanto ustedes como sus comunidades colaboren totalmente en el proceso. Uno de los principales riesgos para la calidad del agua, es la eliminación inadecuada de excretas. Las principales enfermedades de origen microbiano contraídas por el consumo de agua son adquiridas por la vía fecal-oral.

Escherichia coli

Para eliminar las bacterias del agua o para aniquilar o hacer inactivas las bacterias de E. Coli y otros microbios peligrosos en el agua potable, hay que desinfectar el pozo, se puede usar la UtraFiltración (UF), el cloro, la radiación UltraVioleta (UV),  la ozonización, entre otros. Si hay presencia de bacterias coliformes totales, use la cloración de choque para desinfectar el pozo y en algunos casos es necesario que repita el proceso de cloración varias veces para quitar todas las bacterias. Es necesario tener tener en cuenta, que para que el agua quede esterilizada por este medio, debe tener un tiempo de contacto mínimo de 30 minutos.