0810 666 9104
info@gwc.com.ar

Cinco contaminantes más comunes del agua de consumo.

Cuando se enciende el grifo, se asume que el agua es segura para beber. Existen regulaciones en el lugar en el que establecen las normas de seguridad para el agua, todos cubiertos por la Ley de Agua Potable. Así que ¿por qué hay tantas noticias sobre contaminantes del agua y deberían preocuparnos? ¿Qué se puede hacer para protegerme y proteger a mi familia?

(más…)

Cómo lograr agua de calidad para nuestros acuarios

Cualesquiera sean los peces que tengamos en un primer contacto con la acuariofilia, todos nosotros debemos tener un conocimiento mínimamente detallado de los aspectos químicos (y biológicos, porque están íntimamente ligados) del agua que utilizamos y mantenemos en nuestros acuarios. De ella depende el bienestar de nuestros “huéspedes”, siendo un factor condicionante de su reproducción y hasta del simple mantenimiento. En efecto, muchos peces toleran características del agua extremas, pero debemos distinguir la situación en que un pez se encuentra bien ambientado a las condiciones que le son ofrecidas (el que se refleja, de forma nítida, en su coloración, crecimiento, dimensiones alcanzadas y propensión a reproducirse) y la situación en que él sólo soporta (o sobrevive) en un medio que le es hostil.

(más…)

¿Cómo disminuyen las defensas del cuerpo a causa del cloro?

Para proteger al agua potable de la contaminación microbiana se le añade cloro. Es una manera de asegurarse de eliminar todos los gérmenes peligrosos del agua. Sin este aditivo, en muchos lugares solo se tendría acceso a un agua impura, tanto para beber, como para bañarse, por lo que el riesgo de infección sería grande. Lamentablemente, no se tiene en cuenta que el propio cloro causa problemas mucho mayores de lo que comúnmente se acepta, como la reducción de las defensas del sistema inmune, entre otros.

El cloro no permanece estable en el agua, sino que se combina con muchos otros componentes del agua para generar nuevos compuestos químicos. Estos nuevos productos de degradación, a su vez, se convierten en un problema, dado que estos nuevos compuestos pueden producir riesgos aún mayores para la salud que los que provoca ya de por sí la sustancia original, el cloro.

Se reducen las defensas del sistema inmune.

El hígado y los riñones son los principales órganos de desintoxicación. Aunque estos órganos pueden descomponer en cierta medida estos compuestos de cloro, los productos de degradación generados a partir de la mezcla con el cloro a menudo son mucho más perjudiciales que la sustancia original, de manera que la propia conversión del cloro en nuestro cuerpo provoca la proliferación de sustancias tóxicas inesperadas.

Incluso siglos después de nosotros, todavía se podrán encontrar en nuestro planeta sustancias organocloradas tales como el DDT, PCB, lindano, CFC y PCP (derivados del cloro) que tendrán efectos adversos sobre nuestros hijos.

El efecto nocivo de muchas sustancias está directamente relacionado con la combinación del cloro con la sustancia orgánica respectiva y su efecto acumulativo. Solamente este punto ya debería bastar para que se hiciera todo lo posible por sustituir el cloro.

Ya en los años 90, los toxicólogos pudieron demostrar la existencia de al menos 177 compuestos organoclorados perjudiciales en el ser humano. Estudios sobre animales dieron a conocer el efecto neurotóxico y narcótico que tienen los compuestos de cloro sobre el cerebro. Así que, mucha precaución con el vapor de cloro producido en el baño durante la ducha matutina ya que el cloro irrita la piel, los ojos y el sistema respiratorio.

ojos irritados por el cloro

Hace algunos años, un estudio realizado por Greenpeace presentaba resultados alarmantes ya que originó la sospecha sobre daños a largo plazo en el sistema nervioso, disminución de la capacidad de concentración, deterioro de la memoria, trastornos de la personalidad y similares.

Los efectos del cloro son tratables, y la mayoría de las personas se recuperan; pero las personas que experimentan irritación en ojos, vías respiratorias, tos o dificultad para respirar, acudan con su médico.

No olvides que el cloro es seguro si se manipula y utiliza de forma adecuada, es decir, al seguir las instrucciones de seguridad. ¡Úsalo de forma moderada, no abuses!

Algunos consejos con respecto al cloro en el agua:

  • Primero, evite el cloro cuando sea posible.
  • Considere un sistema de purificación del agua para su hogar. Servirá para eliminar toxinas antes de usar el agua para cocinar, limpiar y bañarse.
  • Los filtros de agua son una excelente manera de asegurar que su familia esté protegida contra los efectos nocivos de la exposición al cloro.
  • Al ser expuesto al cloro, debe limpiar su cuerpo de inmediato. Use jabones y detergentes orgánicos o completamente naturales, porque son mejores para su piel. Hay muchos tipos de jabón disponibles que no son tóxicos.
  • Siempre tome agua purificada. Es incluso mejor el agua purificada y oxigenada que brinda más oxígeno a su cuerpo, que el agua de red tratada en las plantas potabilizadoras.

Cloro – Efectos en la salud

¿Qué es el cloro y por qué es en mi agua?

(más…)